Concejal Pablo Sandoval y Seremi de la Mujer Waleska Fehrmann, festejaron a las madres en Panguipulli

En una entretenida y emotiva actividad participaron alrededor de cincuenta mujeres de Panguipulli, las que fueron invitadas por el concejal Pablo Sandoval Jara, para celebrar el Día de la Madre.

La particularidad de la iniciativa, es que las mamitas fueron invitadas con sus hijos, los que, por alrededor de dos horas, disfrutaron de juegos infantiles inflables, piscinas de pelotas, camas elásticas, “empinados” toboganes y castillos “encantados”.

Consultado el concejal Sandoval sobre la presencia en la actividad de la Seremi de la Mujer, Waleska Fehrmann, explicó: “conversé con la seremi días antes y le pedí que nos acompañara a la actividad, que estábamos organizando junto a nuestro equipo de trabajo, con el fin de saludar a las madres de Panguipulli en su día, pero también para hacerles llegar un mensaje sobre las iniciativas que está desarrollando en la región, el Ministerio de la Mujer. Fue también una buena ocasión, dijo Sandoval, para conocer las inquietudes de muchas madres de Panguipulli, las que plantearon a la autoridad regional la necesidad que tienen de contar con más herramientas para generar recursos. En lo personal, dijo el concejal, sólo palabras de agradecimiento para la seremi Fehrmann, por su buena disposición”.

MÁS DE DOSCIENTOS CASOS

El concejal Pablo Sandoval también expresó que hay dos temas que en lo referido a las mujeres de la comuna, le preocupan; primero, porque bastantes personas se lo han planteado, indicó, que hay muchas mujeres que necesitan trabajar, porque a raíz de distintas situaciones, son quienes deben mantener el hogar. Desgraciadamente, dijo, falta trabajo y no se implementa ninguna política comunal que ayude en esa dirección.

Lo segundo, manifestó, tiene que ver con la violencia intrafamiliar que sufren algunas de nuestras vecinas de la comuna. Sin ir más lejos, dijo, el año 2018, fueron más de doscientos los casos registrados en Panguipulli, de acuerdo a los datos estadísticos del Centro de Estudios y Análisis del Delito (CEAD), perteneciente a la Subsecretaría de Prevención del Delito.

“Una cifra bastante alta, agregó Sandoval, que debería movilizarnos a implementar una campaña que genere mayor conciencia sobre esta problemática, con el fin de ir erradicando estas negativas prácticas, lo que se podría hacer con los mismos recursos que se tienen destinados a difusión en el municipio”, manifestó.