Este martes siguen los clásicos del cine en la Casona Cultural con la película Casablanca

Este Martes 4 de Junio, a las 19:30 horas, se proyectará el film “Casablanca”. Un clásico de Drama- Romántico, dirigida por Michael Curtiz. En los años 40 a consecuencia de la segunda Guerra Mundial, Casablanca era una ciudad a la que llegaban huyendo del nazismo gente de todas partes, llegar era fácil, pero salir era casi imposible, especialmente si el nombre del fugitivo figuraba en las listas de la Gestapo, que presionaba a las autoridades francesas al mando del corrupto inspector Renault.

En este caso, el objetivo de la policía secreta alemana es el líder checo y héroe de la resistencia Victor Laszlo, cuya única esperanza es Rick Blaine, propietario del ‘Rick’s Café’ y antiguo amante de su mujer, Ilsa Lund. Rick e Ilsa se habían conocido en París, pero la entrada de las tropas alemanas en la capital francesa les separó.

Casablanca es considerada por muchos una historia de romance davastador protagonizado por Humphrey Bogart y Ingrid Bergman en los papeles de Rick Blaine e Ilsa Lund, unos amantes desafortunados cuya unión se ve sacrificada en beneficio de la lucha contra los nazis, en la ciudad de Casablanca, controlada por el gobierno de Vichy.

Para Nora Fiore, directora del blog de cine clásico “Nitrate Diva”, “Casablanca” trata del triunfo del idealismo sobre el cinismo, destacando la pasión de los actores de reparto, muchos de los cuales eran refugiados que escapaban de la persecución nazi.

“‘Casablanca’ muestra, de forma edulcorada, una alegoría de Estados Unidos saliendo de su aislacionismo y egoísmo, y arriesgándose para ayudar a otros, sobre todo a los refugiados”, dijo.

El guión ganador de un Óscar escrito por Howard Koch, Julius Epstein y su hermano gemelo Philip, es destacable por las frases célebres que engendró, desde “Round up the usual suspects” (“Detengan a los sospechosos habituales”), hasta “We’ll always have Paris” (“Siempre tendremos París”).

Casablanca se estrenó en el Hollywood Theatre de Nueva York el 26 de noviembre de 1942, coincidiendo con la llegada de las tropas aliadas de la costa del norte de África, aunque el estreno general en Estados Unidos fue el 23 de enero de 1943. Tuvo una buena acogida de público y crítica, además de ocho nominaciones de la Academia; obtuvo los Óscar a la mejor película, al mejor director y al mejor guion adaptado.