Bibliotecas de Los Lagos, Máfil y Panguipulli se adjudican recursos para integrar nuevas colecciones bibliográficas

En su segundo llamado 2019, un total 3 proyectos en la región de Los Ríos recibirán financiamiento por parte del Programa de Mejoramiento Integral (PMI) 2019 para Bibliotecas Públicas, iniciativa del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, perteneciente al Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, para financiar iniciativas, esta vez exclusivamente para las áreas Equipamiento / Mobiliario y Colecciones Bibliográficas.

Se trata de las Bibliotecas Públicas de Los Lagos, Máfil y Panguipulli, cuyos proyectos fueron seleccionados entre 13 iniciativas, las que serán beneficiadas por un monto total cercano a los 17 millones de pesos.

La Biblioteca de Panguipulli a través de los $ 6.762.581 adjudicados podrá implementar su proyecto “Renovación material bibliográfico infantil” y que irá en beneficio de los sectores rurales a los que llega su recientemente inaugurado Bibliomóvil.

Así lo destaca Olga Nass, encargada de la Biblioteca Pública de Panguipulli, expresó: “agradecemos al Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, lo que significa para nosotros habernos adjudicado este proyecto, ya que era una prioridad para nuestra biblioteca reforzar nuestra colección infantil para entregar un mejor servicio, garantizando la extensión y calidad del material, a través del bibliomóvil; que también es un servicio nuevo y que comenzó a operar en abril de este año. Estamos visitando alrededor de 40 escuelas rurales, alcanzando la cobertura de 1.200 alumnos. Entonces ahora veremos fortalecida nuestra colección con mejores títulos y una cantidad de ejemplares acorde al número de escuelas que se visitan, incrementando nuestro préstamo y además fomentando la lectura a través de nuestras distintas actividades de mediación que realizamos”.

El seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Helmuth Palma, felicitó a los equipos de trabajo de las bibliotecas ganadoras de este fondo y relevó que “es importante consolidar la imagen de la biblioteca pública como un espacio social para democratizar la cultura, tarea principal a la que nos llama el Presidente, donde no sólo se pueda acercar el libro y promover el acceso a la lectura dentro de la comunidad, sino que además disfrutar de actividades de mediación lectora y de extensión cultural que promueven las bibliotecas, ya sea dentro de sus espacios como mediante la gran labor que desarrollan los bibliomóviles”.