Instalan placa en honor de personas torturadas en Gimnasio Municipal de Panguipulli

Con la presencia de miembros de la Agrupación de Ex Presos Políticos de la comuna de Panguipulli, autoridades regionales, comunales y público en general, se realizó el acto de instalación de una placa recordatoria en el Gimnasio Municipal Eduardo Brevis Aravena, que fuera mal utilizado como centro de detención y tortura en el golpe de Estado y durante la dictadura militar en Chile.

El sencillo acto contó con las palabras del representante de la Intendencia de Los Ríos Alejandro Kohler, quien destacó que el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet trabaje en la resignificación de los espacios deportivos a través de estos gestos, señalando que “actos como éste tienen una relevancia importante, para no olvidar nuestro pasado, nuestra historia como país y de Panguipulli, donde este recinto -gimnasio- fue centro de detención y torturas en dictadura”.

Kohler sostuvo que “pese a que han pasado 44 años desde el terrible episodio que quebró el alma del país, queda mucho por hacer en el camino a la reparación y como Gobierno estamos conscientes de ello”.

Roberto Alarcón, presidente de la Agrupación de Ex Presos Políticos, habló en nombre de sus compañeros: “es una pequeña pero no menos significativa ceremonia de instalación de la placa en conmemoración de los ex presos políticos que fueron torturados en este gimnasio y el sentimiento que me embarga, es de reconciliación con el pasado, con la mirada en el futuro para que nunca más vuelva a ocurrir algo similar”.

La placa, colocada en el ingreso al recinto deportivo, reza: “Este inmueble fue un centro de detención en dictadura militar y es sitio de interés en la Ruta Patrimonial de la Memoria y Derechos Humanos del Ministerio de Bienes Nacionales”.

La seremi (s) del Deporte, Ana Sáez, resaltó el trabajo conjunto realizado con dicho ministerio, ya que gracias a la decisión de la Mesa Técnica de Trabajo para el Diseño y Habilitación de la Ruta de la Memoria, presidido por Bienes Nacionales e integrado por diversas instancias, se logró distinguir al gimnasio de Panguipulli como un sitio de interés histórico.

“Esto nos permite no sólo resignificar el recinto como un espacio para el deporte y la cultura. La instalación de esta placa es, principalmente, en reconocimiento a quienes sufrieron la violación de sus derechos fundamentales”, sostuvo la autoridad.