Familias de Tralcapulli recibieron recepción final de construcción de nuevas viviendas

Felices y emocionados con sus nuevas viviendas se encuentran las primeras 10 familias que integran la comunidad mapuche “Kom Newen Mapu” ubicada en el sector Tralcapulli de la comuna de Panguipulli, quieres recibieron la recepción final de construcción de sus nuevas viviendas.

Se trata de un proyecto habitacional adjudicado a mediados del 2017 y que, en su primera etapa, permitió construir 10 viviendas de un total de 16 inmuebles para familias que habitan este sector rural. El monto final de subsidios asignados supera los 4 mil 200 millones de pesos, financiados a través del Programa de Habitabilidad Rural del Minvu.

El director regional de Serviu, Alejandro Larsen puntualizó que “estas viviendas son entregadas para albergar a nuevas familias, esas que con tanto esfuerzo ven como su anhelo se hace realidad. Aquí vamos a tener a 16 familias viviendo en mucho mejores condiciones que hace un par de años, fortaleciendo la convivencia entre los suyos, reuniendo a sus seres queridos bajo un techo de calidad, resistente y muy bien acondicionada y por eso, este es el fiel resultado de un trabajo de muchos, es por ello que estamos muy satisfechos”.

Los inmuebles son edificados de 1 piso y 60 metros cuadrados. Se distribuyen en tres dormitorios, living – comedor cocina, baño y como novedad, incorporaban un sistema de agua potable por sistema de pozo, cuyos costos fueron incorporados al monto del subsidio habitacional.

Para Santos Manquehual, presidente de la comunidad detalló que “para mi es algo tremendamente satisfactorio ver a mis peñis y mis lamien que vivan en un techo digo en nuestro querido país, eso me llena de alegría y gratitud. La gente ahora va a vivid dignamente, disfrutando de una construcción bien hecha, con todo lo que requiere la ley, tal como lo expresa la normativa”.

En esa línea, Maria Soto, una de las beneficiarias explicó la emoción al recibir su nueva vivienda “es rico tener su casita bonita para pasar sus últimos años porque pasado los 60 uno quiere vivir tranquilo y cómodo. Yo tenía una casita que la hice con mi propio esfuerzo y ya estaba malita, así que feliz con esta nueva casa porque son maravillosas y térmicas”.

Elvira Calfina, otra de las beneficiarias reflejó su alegría con la entrega “ estoy muy contenta y agradecida por todo el trabajo que se hizo en nuestra comunidad porque mi hermana también tiene ahora una casita y estamos felices. Las casas son muy abrigaditas y por eso uno está mucho más cómodo”.