Estudiantes estadounidenses realizan voluntariado en la Fundación Huilo Huilo

Una quincena de estudiantes de la Universidad de Duke, ubicada en Carolina del Norte, Estados Unidos, realizaron un voluntariado durante los meses de mayo, junio y julio en la Reserva Biológica Huilo Huilo. El programa denominado Duke Engage, también se desarrolla en localidades de China, India, Pakistán, África y America Latina.

El programa de voluntariado se realizó por segundo año consecutivo. Durante el 2017 los estudiantes se dedicaron a evaluar las condiciones de vida de las comunidades de Neltume, Lago Neltume y Puerto Fuy con respecto a la transición laboral desde la industria forestal al turismo. También realizaron análisis limnográficos de los lagos de la zona para generar una base de datos y clasificaron los árboles nativos del vivero de la Reserva, los que luego fueron plantados para reforestar la zona.

Los talleres que recibieron asesoría fueron el Taller Kallinko que crea muñecos inspirados en las costumbres y vestimenta de los pueblos mapuche del territorio y que beneficia a 8 artesanas Mapuche de la localidad de Lago Neltume. El Taller de Seres Mágicos Karulawen, que confecciona muñecos inspirados en hierbas medicinales y aromáticas y beneficia a 15 artesanas de Neltume.

El Taller Seres Mágicos del Lago, que diseña muñecos inspirados en el ecosistema acuático del lago Pirehueico y beneficia a 9 artesanas de la localidad de Puerto Fuy. El Taller Seres Mágicos del Bosque, inspirados en ecosistema Bosque Húmedo Templado y que beneficia a 7 artesanas de la localidad de Neltume.

Además, el taller de bordados que beneficia a 5 artesanas de Neltume. El taller de fieltro que beneficia a 8 mujeres de la localidad de Neltume y el Taller de Artesanos en Madera de la comunidad mapuche Inalafquén, que beneficia a 7 artesanos de Lago Neltume.

También diseñaron páginas web para el Café de Lago, ubicado en Puerto Fuy y que beneficia a una asociación de 5 mujeres y a Bagualito Park, emprendimiento del deportista local Francisco Duath, que fomenta el mountain bike en los niños locales. Tal como el año anterior, continuaron con los análisis limnológicos de once lagos de la zona y el trabajo en el vivero Amancay, en donde colaboraron con labores de limpieza y plantaron helechos nativos.