Press "Enter" to skip to content

Contraloría instruye sumario tras detectar irregularidades en plan “Alimentos para Chile” en Los Ríos

En el contexto del plan de auditoría que lleva adelante la Contraloría General de la República en todo el país al programa, “Alimentos para Chile” el ente fiscalizador detectó eventuales irregularidades en la adquisición de alimentos en la región, razón por la cual instruyó un sumario administrativo a la Intendencia de Los Ríos.

Según un oficio de hallazgo dado a conocer por Contraloría, dichas irregularidades tienen relación con el trato directo suscrito por la Intendencia Regional de los Ríos con la empresa Comercial Weber SpA para la adquisición de 5.000 cajas de abarrotes por un costo de $223.249.950.

Contraloría pudo establecer que el pasado 14 de abril de 2020 se cotizó con Comercial Weber SpA, la compra de 47 cajas de alimentos, con cargo al Fondo Organización Regional de Acción Social (Orasmi), a pesar de que, a esa fecha, la empresa no poseía el giro comercial de abarrotes o ventas de alimentos. Esta situación fue modificada por el proveedor al ampliar su giro comercial con fecha 17 de abril, tres días después de la solicitud de cotización realizada por la intendencia. Además, antes de esta cotización, esa empresa no tenía contrataciones con la Administración del Estado, según se pudo corroborar en el portal de Mercado Público.

Posteriormente, la Intendencia de Los Ríos solicitó a la misma empresa una cotización para la adquisición de cajas de abarrotes para el programa “Alimentos para Chile” y se generó una orden de compra el 22 de mayo de 2020, por 5.000 cajas por el costo mencionado anteriormente. La cotización fue aceptada por el proveedor el 25 de mayo e inmediatamente emitió una factura electrónica, para enviarla a una empresa de factoring para la cesión de crédito.

El oficio de hallazgo señala que al día siguiente, el 26 de mayo, desde la intendencia se envió una carta a la empresa de factoring para informar que Comercial Weber SpA “es un proveedor habitual” y que la factura se encuentra “irrevocablemente aceptada”, con lo cual se compromete a no aceptar nota de crédito, devolución o no pago de esta. Todo lo anterior, antes de la recepción de las cajas de alimentos.

Desde Contraloría General de la República se enfatiza adicionalmente, que la resolución que aprobó el trato directo con la mencionada empresa, así como el acto administrativo que autorizó el contrato, fueron confeccionados el 29 de mayo, lo cual deja en evidencia que la orden de compra fue emitida siete días antes de la formalización de esos acuerdos.

El ente fiscalizador señala que frente a estos hechos, en los cuales no se advierten los fundamentos o antecedentes que sirvieron de sustento para la contratación de la Comercial Weber SpA y las favorables condiciones que se le entregaron para que esta pudiera obtener financiamiento por la vía de la aceptación de una factura antes de la recepción de los bienes adquiridos, además de la falta de experiencia en el rubro de venta y distribución de alimentos, llevaron a disponer la instrucción de un sumario administrativo que permita investigar y establecer eventuales irregularidades y responsabilidades de los funcionarios que resulten involucrados.

El oficio de hallazgo de Contraloría también informa sobre un eventual conflicto de interés entre la encargada de compras de la Intendencia de Los Ríos y la cuestionada empresa proveedora.

Según se señala en el informe, la encargada de compras de la intendencia señaló sobre los antecedentes que sirvieron de sustento para la contratación del proveedor Weber que “la manera que obtuve el contacto de Comercial Weber SpA fue a través de mi hija, la cual es amiga de la madre del señor Weber, ya que ambas asistían a un club de remo en el sector de Collico”. La encargada también habría señalado que “informé al proveedor Weber, en abril, que próximamente se vendría de parte de la Intendencia una compra grande de cajas de alimentación”.

error: Recomendamos no copiar