Press "Enter" to skip to content

Inauguran exposición “La belleza de la (Im)perfección” en la Casona Cultural

Al son de las piezas musicales del profesor y reconocido pianista, Pedro Urrutia, la diseñadora y ceramista Eugenia Kähni y María Teresa Cardemil, diseñadora, artista plástica y orfebre, se reunieron para exponer “La belleza de la (Im)perfección”, siendo la Casona Cultural el lugar de encuentro.

El martes 11 de enero, a las 12:00 horas, bajo todos los resguardos y protocolos sanitarios, ambas presentaron sus cautivadoras y atrayentes obras artísticas. La propuesta visual que practican hoy en día son Carbonizaciones en Cerámica de Eugenia, y Aguadas en Tinta China de María Teresa, técnicas y oficios milenarios, que aún siguen activos aquí y en otros lugares. La muestra, que contempla 96 piezas cerámicas emplazadas en plataformas que dan el efecto visual de la fluidez de un río, y 7 lienzos de gran tamaño situadas en las paredes de la Galería de Artes, se encontrará abierta hasta el día 14 de Febrero.

Eugenia, quien vive y trabaja en Panguipulli, además de ejercer labores en “Widülafken, Alfareras del Lago” de la Escuela de Oficios de la Corporación de Adelanto Amigos de Panguipulli (CAAP), realiza piedras cerámicas carbonizadas y ahumadas, otras con incrustaciones de plumas, piedras volcánicas, crin, entre otros elementos. Menciona que “todo es aleatorio, yo puedo planificar hasta cierto punto, pero esa la característica fundamental de todas estas técnicas, el azar”. Su inicio en esta innovadora técnica comenzó cuando asistió al taller “Ceramistas de Reñaca” con María Andrea Lallana, a quién considera su mentora en esta disciplina.

Por otro lado, la técnica que trabaja la diseñadora Cardemil es distinta pero igual de especial, Aguadas en Tinta China. La pintura monocromática con tinta negra, surgió en China hace más de 1.000 años, su nombre oficial es Sumi-e. La artista plástica comenta que es pura experimentación, enfatiza en que su trabajo es un derivado del Sumi-e. Menciona también que una de las características principales de éste es el trazo que se crea con el impulso del cuerpo, aunque después se puede componer y arreglar, es un trabajo espontáneo que esconde una gran historia en cada una de sus obras.

Las artistas chilenas estudiaron juntas en la Universidad Técnica de Federico Santa María (USM), desde ahí construyeron una amistad inquebrantable, trabajaron como diseñadoras en el Departamento de Comunicación de la misma Casa de Estudios de la Región de Valparaíso, posteriormente se independizaron formando una oficina de diseño llamado “Cardemil y Kähni Diseño”, 20 años pasaron y comenzaron aventuras diferentes, sin perder el contacto y afecto que caracteriza su relación.

Patricio Cerda, Encargado de la Casona Cultural de la Corporación, manifestó que “esta muestra reúne técnicas milenarias en una sola exposición, como la alfarería y las tintas chinas, saberes antiguos que con una expresión contemporánea transmiten en su proceso creativo y azaroso, las expresiones propias de los elementos como la tierra, el agua, el fuego y el aire que se unen por la intención por explorar las materialidades y sus comportamientos. Es una gran oportunidad conocer a estas creadoras como Eugenia y María Teresa, que han dedicado gran parte de su vida al arte y sus lenguajes”.

Este encuentro fue muy significativo para las expositoras, presentar sus obras en la Casona Cultural juntas es volver al tiempo en que eran inseparables. Con el apoyo incondicional de sus familiares y gracias a la alianza entre la CAAP y la Municipalidad de Panguipulli lograron concretar una exposición mágica llena de particulares piezas artísticas en las cuales han plasmado su autenticidad que las representa. Una exposición que nutrirá la Galería de Artes con memorias a través de la imperfección de “Carbonizaciones” y “Aguadas” de artistas chilenas.